Evolución de la página Web de La Moncloa

12
May

Ahora que los políticos están de campaña, vamos a aprovechar para mostraros la evolución de la página Web de La Moncloa. De la misma manera que la página Web de la Moncloa ha evolucionado para estar actualizada y llegarnos la información a los internautas, hay otros debates que todavía parecen ser de antaño con discursos desactualizados y poco eficientes, deberían tomar ejemplo algunos líderes, pero en fin, hoy nos centraremos en la tecnología e Internet que es lo que verdaderamente nos gusta en NoSoloFrames.

La primera versión de la página Web es de 1996, con una estética muy 1.0, las opciones de navegación y usabilidad eran casi nulas. Tan solo podías ver un poco de información de contacto y poco más.

Nos tenemos que remontar al año 1997 donde la página de La Moncloa coge otro aspecto, ya podíamos acceder a cierta información colocada en una barra lateral. Aun así el usuario no podía participar de ninguna manera, donde las opciones de navegación estaban muy limitadas. Este modelo de Web de La Moncloa funcionó hasta el año 2002.

En el año 2002 vemos ya un desarrollo en el diseño de la Web. Se trabaja más en ofrecer al usuario ventajas de navegación pudiendo, de esta manera, ver la página en varios idiomas o interactuar con el menú principal.

En el año 2005 se le da otro cambio a la Web. Ahora podíamos ver más características en el menú, acceder a más servicios y obtener más información acerca del Gobierno con un tablón de noticias actualizable temporalmente. Aunque actualmente podemos ver páginas que cumplen esta estética, se ha quedado bastante obsoleta dando lugar a nuevas Webs más dinámicas, novedosas e innovadoras.

Finalmente pasamos a la página actual de La Moncloa. Este nuevo diseño, presente desde 2010 intenta cambiar los estándares de las páginas Web anteriores, haciéndola mucho más dinámica y sencilla en la navegación.

 

Y tu, ¿aún no tienes tu propia página Web? Visítanos en Creative Content.

Artículos relacionados:

carribas




El presente es vuestro, pero el futuro es mío.

Nikola Tesla